JMJ

¿Quiénes formamos la Familia Claretiana?

El carisma es una gracia, un don entregado por Dios Padre,
a través de la acción del Espíritu Santo

Papa Francisco

Formamos la Familia Claretiana un grupo de congregaciones e instituciones que tenemos a San Antonio María Claret como Fundador o compartimos su espíritu y juntos continuamos la misión para la que el Espíritu Santo le suscitó en la Iglesia.

«Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María» (Misioneros Claretianos), fundados por San Antonio María Claret en Vic (España), en 1849. (www.claret.org)

«Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas«, fundadas por San Antonio María Claret y la Madre María Antonia París en Cuba, en 1855. (http://www.claretianasrmi.org)

Instituto Secular «Filiación Cordimariana» fundado por San Antonio María Claret en 1847, organizado en Plasencia (Cáceres, España) a partir de 1943, y aprobado como Instituto secular de derecho pontificio el 1973. (http://www.filiacioncordimariana.org)

«Movimiento de Seglares Claretianos«, inspirados en un proyecto de San Antonio María Claret, en 1846, aprobado por el Pontificio Consejo para los Laicos el 1988. (http://www.seglaresclaretianos.org)

«Misioneras de María Inmaculada«, fundadas en 1909 por el Rvmo. P. Armengol Coll CMF, vicario apostólico de Guinea Ecuatorial, y la Madre Imelda Makole.

Misioneras Cordimarianas«, fundadas en México en 1921, por el P. Julián Collell CMF y la M. Carmen Serrano. (http://www.miscordi.com.mx)

«Misioneras de la Institución Claretiana«, fundadas en Vic (España) en 1951 por el P. Luis Pujol CMF y la M. Mª Dolores Solá. (www.claretianasmic.org)

«Misioneras de San Antonio Mª Claret«, fundadas en 1958 en Londrina (Paraná – Brasil) por el Rvmo. P. Geraldo Fernandes CMF, arzobispo de esa ciudad, y la M. Leonia Mílito. (http://www.missionariesamclaret.it)

LOS ENCUENTROS DE LA FAMILIA CLARETIANA

San Antonio María Claret, padre histórico de la Familia Claretiana

La FC es la realización del sueño de Claret. Un gran movimiento para la evangelización del mundo. El Padre Fundador, al contacto con las necesidades y urgencias del Pueblo de Dios, fue dando respuestas a través de la predicación y de los movimientos y asociaciones. Todo nacía y se unificaba en un mismo espíritu. Pero se sentía la necesidad de crear una comunión objetiva a modo de gran familia.

Lo intentó dos veces. El primer intento en 1847- es una Hermandad compuesta «de sujetos -sacerdotes, seglares y diaconisas- deseosos del bien espiritual y corporal de los prójimos«. Comenzó a funcionar en Vic, pero, al poco tiempo, quedó disuelta, quizás por demasiado avanzada a a su tiempo en la cuestión del apostolado de las mujeres.

En 1864 intentó reorganizarla de nuevo, en forma de Archicofradía con tres órdenes: CMFs, Instituto de los clérigos seglares que viven en comunidad, y los demás fieles devotos de María. La revolución de 1868 y la muerte del Santo, en 1870, hicieron que estos intentos entraran en crisis. Sobrevivieron en forma organizada la Archicofradía, con la Congregación de Misioneros, y las Religiosas de María Inmaculada.

Durante un largo tiempo, la congregación de misioneros se sintió responsable de toda la herencia claretiana, incluyendo como obras propias de la congregación algunas de las ramas seglares y religiosas.

El P. Pedro Schweiger, general de los CMF, en la carta circular en 1952 sobre la bula de canonización del Padre Fundador habla por primera vez de la «gran Familia Claretiana”.

Entre 1967-79 hubo varios capítulos de renovación, en el que se redescubrió la dimensión carismática de San Antonio María Claret como fundador, y se entendió que los esfuerzos debían estar más en la comunión que en la agregación de las distintas expresiones del carisma.

Al final del Capítulo General de los misioneros claretianos de 1979 se celebró un «día de la Familia Claretiana», en el que participaron, por primera vez 7 de las 8 ramas actuales y se tomó la decisión de tener un encuentro de toda la Familia Claretiana cada 4 años en algún lugar del mundo para profundizar en el carisma compartido, compartir la experiencia histórica y proponer acciones “de familia” para un  mejor servicio evangelizador..

LOS ENCUENTROS

Se han ido teniendo desde aquel capítulo de forma ininterrumpida
IX ENCUENTRO

MÜHLBERG, 2017

VIII ENCUENTRO

BATA, 2013

VII ENCUENTRO

VIC, 2009

VIENCUENTRO

BANGALORE, 2005

V ENCUENTRO

SANTIAGO DE CUBA, 2001

IV ENCUENTRO

FONTFROIDE, 1996

III ENCUENTRO

LAJAS DE YAROA, 1992

II ENCUENTRO

VIC, 1988

I ENCUENTRO

ROMA, 1984

Oración de consagración a María de la Familia Claretiana

¡Madre, aquí tienes a tu Familia!
¡Oh Virgen y Madre de Dios y Madre nuestra!

Al inicio de este encuentro de la Familia Claretiana,
queremos solicitar tu presencia materna entre nosotros,
congregados en nombre de tu Hijo.

Queremos experimentado tu función materna
en cada una de las ramas.
Deseamos acogerte
como Madre común de toda nuestra Familia,
nacida de la Palabra y del Espíritu
en la mediación de tu siervo e hijo Antonio María Claret.

Haz que conservemos el don del Espíritu,
cuida nuestra comunión,
conviértenos al Evangelio e impúlsanos con tu espíritu materno
a anunciarlo adecuadamente a todo el mundo.

¡Madre, aquí tienes a tu familia!
¡Consérvala concorde en la caridad!
¡Madre, aquí tienes a tu familia!
Envíala, a fin de que, anunciando a todos el Evangelio,
colabore con la Iglesia y dentro de la Iglesia
a realizar en este mundo el reino de Dios.
Amén.